¿Hola Negra?

tapa-espejos-rotos

Volver a libro

¿Hola Negra?
Estoy acá, en el centro.
Sí, tengo el número sesenta y dos, y van por el treinta y pico, así que tengo para rato.
¿La nena?
Ponela un ratito al tubo que le hablo.
¡Hola bebeee! ¡Holaaa! ¡Papá, si papá habla!
¡Un besito bebé! ¡mmmbch, mmmmbch, mmmmmmbch!
¿Hola?
Sí, ¿viste como decía papá?
Sí, está enorme. Hoy la miraba en el corralito, y se me caían las lágrimas. ¡Que boludo! Solo en el medio del comedor y llorando. Es que está hermosa, ¿no?
Sí, vos también estás hermosa. ¿Y yo?
¡Ah!, menos mal.
No celos no, pero…
Bueno, cualquier cosa te llamo.

Hola, ¿negra?
Sí, todavía estoy, me parece que falta poco.
No sé, tardan un montón, van re lento.
¿Y la nena?
Ah, ¿Comió todo? ¡Cómo morfa!
Sí, sale a mí. Ponela al tubo que le doy un beso.
¡Dale, qué importa! ¡Que lo ensucie!
Bueno, bueno, dale un beso vos. ¡¿Pero uno grande eh?!
Sí, otro para vos.

¿Negra?
Si, recién termino. ¿La nena se durmió?
Bueno, qué sabía que estabas durmiendo.
Si bueno, seguí durmiendo.
Chau, chau…
¿Hola Negra?
No, quedate tranquila, no me pasó nada malo. Me quedé dormido y me perdí.
¡Y sí, me perdí!
Sí, me pasé para la mierda. No sé ni dónde estoy.
¡Y no, no sé! Me tomé un colectivo que nunca tomo, y llegué a la terminal, ahora voy a averiguar. Creo que es Lanús.
Sí, me puse a pensar en el colectivo.
Sí, como siempre.
No sabés como estuve pensando en ustedes. Es increíble, pero cada vez que me alejo un poco, me pongo a pensar. Y pasaban las calles, y no sé, estaba como ido.
Y no sé, pensaba en ustedes, ¡Parecía que las tenía adelante mío!
Sí, me quedó re grabada la carita de la nena, hoy.
Pensaba en que me parecía increíble que ya tenga una hija.
Sí, ¡No cargues che! No me siento viejo, estoy medio raro.
¡Y qué se yo! Raro, así, como ido.
Y no sé, me quedé así, y me perdí.
Sí, ¡al final me perdí en serio!

Hola negra.
Si, pará que te explique.
¡Pará!
¡Dejame hablar!
Ya sé que pasaron dos días, pero no quería ir así.
¡Así! ¡Perdido!
¡No sé negra, estoy perdido!
¡No, no estoy en Lanús! Al final era Avellaneda.
¡Sí que sé como volver de Avellaneda!
¡Para negra! Dejame que…
¡No estoy perdido para afuera, estoy perdido para adentro!
No negra, no estoy borracho, me perdí.
No sé, no te lo puedo explicar, pero siento que me perdí.
¿Y la nena?
¿En serio me llama?
Qué loco, no dejé de pensar en ella. Bah, ni en vos.
Sí, tengo ganas de volver, pero no puedo.
¡No te enojes che, escuchame! ¡Dame tiempo!
¡Pero no!, ¡No tengo otra! ¡¡No entendés que me perdí!!
Sí, yo quiero encontrarme pero…
¿Hola?
¡¿HOLA?!

Soy yo.
¿Cómo andás?
¿Y la nena?
¿Le hablás de mí?
Bueno, no discutamos por favor, ya le voy a ir a hablar yo.
Estas semanas estuve mejor, más tranquilo.
Sí.
Conseguí un trabajo nuevo.
No es gran cosa, pero….
Hago encuestas.
Sí, no sabés las cosas que te contesta la gente. ¿Estamos todos mal, no?
Sí, vos no. Vos sabés que esta semana pensaba eso, como podía ser que vos siempre estuvieras bien. No digo contenta, porque te agarrás tus buenas calenturas. Digo bien. Parece que vos siempre sabes dónde estás.
Sí, y yo me perdí.
¿Sabés? Pensaba en que por ahí me empecé a perder ahí, cuando te veía tan segura.
Sí, después de tener a la nena. Yo me sentía un boludo, y vos, parecía que estabas preparada para todo.
¿Ah, no?
Y bueno, a mí me parecía. Y te miraba y me sentía ido, no sé, no eras la misma.
Bueno, y vos, ¿cómo andás? ¿Seguís enojada?
¿Ah, sí?
Negra, dame tiempo, por favor.
Sí, ya sé que es muy raro todo, pero creeme que estoy mejor, ya voy a volver. No puedo volver así.
No, ya te dije que no hay nadie más.
Bueno, sí, ya sé que es difícil.
Para mí también. ¿Sabés lo que extraño a la nena?
¿Hola?
¿Negra?…

Hola.
Me pasás con la nena.
¿Hola bebé?
Papá, sí, papá.
¡Feliz cumple bebé!
¿Cuántos cumplís?
¡Muy bien!
¿Estás contenta?
Ah, ¿Está la abuela?
¡No, no! ¡No quiero hablar con la abuela bebé! Dejala…
Sí, después te llevo el regalo.
Sí…
No, hoy no.
No mañana tampoco, después.
Si bebé, te quiero mucho.
Un beso bebé.
Un beso enorme.

¿Hola?
¿Hola? ¿¡Quién habla!?
¡¡HOLA!!

¡¿HOLA NEGRA?!
¿Quién me atendió antes?
¿Quién?
¿Y quién mierda es ese…?
¿Y qué carajo hace ahí…?
Ah, ¿No me importa?…
¡¿CÓMO QUE NO ME IMPORTA?!
¡Mirá, si vos pensás que porque me fui por un tiempo vas a hacer lo que se te de la gana, ¡Estás loca!
¡PENSÁ EN LA NENA!
¡SI YO PENSÉ!
¡Aparte yo…!
¿Hola?
¡¿HOLA?!
¡Pará!, no cortés.
Perdoná por lo de ayer.
Sí, me puse mal.
Todavía está ahí.
Ah… ¿Cómo pudiste?
Bueno, sí…
Sí, ya sé que yo me fui, pero creí que me entendías, estaba perdido.
Sí, sí, ya veo.
Sí negra sí, yo fui, pero creí que sabías qué me pasaba.
Sí, ni yo negra, ni yo…
Bueno, nada más te llamaba para decirte que ya había pasado.
¿Sabés negra? Justo ahora, me parece que me encontré.
Sí, vos también…

Volver a libro

Deja un comentario