Verano de arenas

tapasolaCH

Volver a libro

Verano de arenas

¿Te acordás,
aquel verano de arenas?
Fuimos rocas suicidas
en la cresta del mar.
Tu piel y mi piel
alquimia perfecta,
que nuestros torpes cuerpos
buscaban descifrar.

La tarde en la casa
impregnada en jadeos,
transpirando el tiempo
se dejaba estar.
El aire fundía
tu rostro y el mío,
la muerte ninguneada
se negaba a entrar.

Hoy somos caricia,
ternura lo nuestro,
senderos gastados
de tanto pasar.
¿Qué hacer si me tienes?
¿Qué hacer si te tengo?
El amor,
suspiros de eternidad.

Volver a libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *